.: editorial folia universitaria :.
Quiénes Somos Misión y Visión Instalaciones Escríbenos
Catálogo
Colecciones
Catálogo de Editoriales Amigas
Librerías y Distribuidores
Nuestros Autores
Otros Productos
Sitios de Interés
Únete a Nuestro Equipo de Ventas
Buró de Servicios
Contacto
Pedidos en Línea y Formas de Pago
CATÁLOGO EDITORIALES AMIGAS

 TÍTULO
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Homeopatía en el Dolor
Por: Roberto Navarro Ortega
Editorial: Varias         
El autor hace referencia sobre la trascendencia de que los médicos comprendan que no es ni eficaz, ni fructífera la práctica del uso de analgésicos, porque el uso de estos, trae gravísimos inconvenientes. Considera que con el uso de medicamentos homeopáticos se corrige provechosamente a los enfermos y se libran sosegadamente del dolor sin dañarlos. Considera que es nula la educación recibida para considerar los síntomas como indicaciones o insinuaciones de que algo anda mal en el organismo; que se ha dejado de considerar el dolor como una advertencia para convertirlo en martirio. Explica que el dolor indica curación, debiendo el paciente soportarlo, ingiriendo medicamento diluido, atenuado y dinamizado esperando que se estimule el organismo y forme sus propios analgésicos (endorfinas). El Dr. Navarro refiere que la humanidad considera el dolor como una maldición social y el sistema industrial se aprovecha para despacharles “matadolores” médicos. Así, el dolor se convierte en una demanda de más drogas, hospitales, servicios médicos y otros productos de asistencia impersonal. Además nos hace referencia de que el dolor puede aparecer como un síntoma de cualquier enfermedad y este desaparece fácilmente cuando la enfermedad es tratada adecuadamente. Los dolores y las molestias actúan como timbres de alarma que nos avisan de que algo se mueve en el interior de nuestro organismo. Cuando más intensos son los síntomas más rápido es el proceso curativo. El hombre no se da cuenta de la salud que posee, pero la hecha de menos si la pierde. El dolor es aviso y freno de una conducta biológica equivocada. Sin embargo, no debe considerarse el dolor como un vigilante infalible, a veces es exagerado con respecto a la causa que lo provoca, a veces permanece mudo cuando se trata de lesiones más graves, por eso debemos enseñarnos ha realizar buenas observaciones y consideraciones de los síntomas. El Dr. Navarro indica que bibliográficamente hay reportes de que los hallazgos científicos muestran que las personas depresivas disponen de muy pocas endorfinas.


  Formato: cms.
   páginas
  Encuadernación: Rústica
  Precio:$
Obras del mismo autor
Homeopatía en la Fiebre y Enfermedades Febriles de los Niños
Obras relacionadas con este título
Medicina Humanística (texto)
    

 

   
folia UAG